Semana Mundial de la Lactancia Materna

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

LactanciaCon el lema "Amamantar y trabajar: logremos que sea posible!" se inicia la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015. El Colegio de Médicos de Santa Fe - 1° circunscripción adhiere a esta campaña. Compartimos la presente información elaborada por la Sociedad Argentina de Pediatría.

 

 

 

 


Los beneficios de la lactancia materna son múltiples y de gran impacto sobre la salud pública. Algunos de ellos se manifiestan en el largo plazo, como la prevención de la obesidad, mientras que otros lo hacen a corto plazo por ejemplo, la reducción del riesgo y severidad de la diarrea.


Estos son algunos de los beneficios principales que aporta la lactancia materna:


- Reduce en un 80% el riesgo de hospitalización y muerte por diarrea.
- Reduce en un 50% el riesgo de hospitalización y muerte por enfermedades respiratorias.
- Reduce en un 63% el riesgo de padecer otitis media.
- Reduce en un 36% el riesgo de muerte súbita del lactante.
- Reduce entre el 12% y el 24% el riesgo de obesidad en la edad adulta.
- Reduce un 34% el riesgo de desarrollar diabetes Tipo II.
- Reduce un 54% el riesgo de padecer enfermedad celíaca.


Para que los beneficios que ofrece la lactancia materna se traduzcan en resultados concretos en la salud de los niños, es necesario que cada uno, desde su lugar de trabajo, apoye y acompañe a las madres de niños en edad de ser amamantados.


Las formas de apoyo son muchas y variadas. De ellas dependerá de que las familias puedan ejercer amplia y libremente el derecho a amamantar.


Las madres necesitan apoyo en su círculo personal. Para ello su pareja, los familiares directos y allegados desempeñan un papel fundamental. Incorporarlos en la consulta de salud desde el embarazo y darles a conocer todos los mensajes que elaboremos ayudará a que su opinión fortalezca la decisión materna.


El equipo de salud es un aliado fundamental para que las familias puedan amamantar a sus

hijos. Es importante que no se pierdan oportunidades en la atención y que, cuando la mujer se presente a la consulta, se aproveche la ocasión para responder dudas y anticipar el regreso al trabajo enseñando técnicas de extracción.


Las maternidades pueden contribuir sustancialmente con la lactancia asegurando el contacto piel a piel dentro de la primer hora del parto; garantizando el inicio temprano de la lactancia; evitando la separación innecesaria del niño y su madre; trabajando en la estrategia Hospital Amigo de la Madre y el Niño; disponiendo de Centros de Lactancia Materna1 y respetando el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna. Al mismo tiempo, es importante promover la capacitación del personal de las instituciones de salud, entendiendo que la lactancia materna no constituye una mera elección entre distintos modos de alimentación, sino más bien un tema trascendente de la salud pública. En el trabajo, se les deberán garantizar a las madres los descansos por lactancia enunciados en la Ley de Contrato de Trabajo, fomentando espacios para que las madres trabajadoras puedan extraerse leche durante la jornada laboral o proponiendo la ampliación de las garantías de ley vigentes.


El Estado y las instituciones públicas no son ajenas a este proceso. Para ello deben articular las estrategias necesarias para mejorar leyes de protección a la lactancia; promover activamente sus beneficios; capacitar a los equipos de salud y promover que la lactancia sea vista como la norma esencial para la salud de los niños.


Para mayor información:


Long term effects of breastfeeding. A systematic review. OMS. 2013.
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/79198/1/9789241505307_eng.pdf

 

Short term effects of breastfeeding. A systematic review. OMS. 2013.
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/95585/1/9789241506120_eng.pdf

 

Breastfeeding and the use of human milk. AAP. 2012.
http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2012/02/22/peds.2011-3552